ARACELI CARRILLO PRIMERA INTEGRANTE DE PUEBLO ORIGINARIO EN OBTENER DOCTORADO EN LA UNISON

“Espero ser la inspiración de futuros estudiantes indígenas acá al norte y noroeste de México”, expresó con suma emoción Araceli Carrillo Carrillo, quien se convirtió el pasado día 11 del mes en curso en la primera mujer hablante perteneciente a una lengua originaria que obtuvo el grado de doctorado en la Universidad de Sonora.

Nativa de El Tupuri, Guadalupe y Calvo, Chihuahua, afirmó que con esmero, dedicación y esfuerzo siempre se puede salir adelante; “claro que todo se puede si uno se lo propone; en este caso, para obtener el grado y editar un diccionario bilingüe para mi comunidad”.

La hoy doctora en Humanidades agradeció a quienes dijo le inspiraron en el transcurso del camino a concretar su proyecto de investigación, mismo que beneficiará principalmente a su comunidad indígena, así como hablantes en general y lingüistas interesados en el idioma ódami (tepehuano del norte).

Araceli Carrillo afirmó que una de las expectativas de todo estudiante universitario es culminar su formación académica e, inclusive, poder realizar esfuerzos para lograr un posgrado, y que, como en su caso, no fue la excepción.

Dijo que ser mujer indígena, madre y empleada de una institución es todo un proceso complejo en donde se tienen que combinar todas esas labores para salir adelante. “En ese sentido, debo decir que no fue una tarea fácil formarse académicamente, ya que en estas situaciones algunos estudiantes se ven en la necesidad de no concretar sus estudios, principalmente por problemas económicos y de aprendizaje”, apuntó.

Consideró que, en ese tenor, siendo hablantes de una lengua indígena, traen otra cultura que les hace diferente ante otras personas. “Es por ello que uno se fortalece aún más en sus metas para tener la competencia necesaria ante cualquier obstáculo académico, ya que hay una gran desigualdad en el ámbito educativo por ser indígena”, puntualizó.

Unanimidad y mención honorífica

Con su trabajo de investigación Metodología para diseñar un diccionario bilingüe tepehuano del norte (ódami-español), Araceli Carrillo aprobó su examen profesional por unanimidad y mención honorífica.

La defensa de su examen profesional, de manera virtual por la plataforma Zoom, la llevó a cabo bajo la supervisión de la Coordinación del Doctorado de Humanidades de la máxima casa de estudios sonorense.

Andrés Acosta Félix, docente en la Licenciatura y la Maestría en Lingüística del Departamento de Letras y Lingüística, fue su director de tesis. Como lector externo figuró Carlos Ivanoe Gil Burgon, académico de la Universidad Autónoma de Baja California, y en calidad de sinodales, los docentes Zarina Estrada Fernández —quien también fue su asesora en su trabajo de investigación—, Aaron Grageda Bustamante y Manuel Peregrina Llanes.

Araceli Carrillo egresó de la Licenciatura y Maestría en Lingüística del mismo Departamento, y actualmente es ayudante de investigación del proyecto Estudios descriptivos en la lengua tepehuano del norte, bajo la dirección de la académica Zarina Estrada Fernández.

Eliminar marginación y diferencias: Zarina Estrada

Zarina Estrada Fernández, coordinadora de la Maestría en Lingüística, dijo que Araceli Carrillo es originaria de una pequeña ranchería de la Sierra Madre Occidental, quien con gran entusiasmo se incorporó la Licenciatura en Lingüística dado su interés en estudiar, conocer y comprender mejor su lengua materna.

“Araceli debe recordar lo que significó venir a estudiar a la Universidad de Sonora: enfrentar a su padre que la alertó sobre no darle apoyo económico si insistía en salir de su entorno para acudir a estudiar, trabajar bordando, cuidando personas mayores, o como empleada en una panadería para poder subsistir económicamente”, advirtió.

Sin embargo, Estrada Fernández señaló que también demostró interés por participar en las actividades académicas organizadas en el Departamento de Letras y Lingüística, como fue ganar un premio por el proyecto de Servicio Social en el que participó, el cual dijo se ve como una aportación desde los objetivos de la Agenda 2030, ya que consistió en desarrollar folletos de orientación del cuidado de la salud en su lengua materna.

“En su formación pudo enfrentarse a las distintas obligaciones que todo estudiante inscrito o inscrita en algún programa de la Universidad de Sonora debe cumplir, y ello, sin que hubiera algún privilegio o consideración por su diferencia étnica y lingüística”, sostuvo.

Por ejemplo, citó, el tener que leer en inglés a la par que sus compañeros, o bien redactar en español con las exigencias propias de quien debe expresarse con claridad en sus trabajos académicos.

Zarina Estrada planteó que el mundo actual, a través de los objetivos de la Agenda 2030 y de la Década de las lenguas indígenas (2022-2032), da importancia y establece retos para que coadyuvemos a eliminar la marginación y diferencias que niegan las mismas oportunidades de desarrollo a miembros de poblaciones tradicionalmente marginadas.

“Felicitamos a Araceli Carrillo Carrillo, mujer y madre, miembro de uno de los pueblos originarios de México más aislados de nuestro país y que ha sabido demostrar que puede avanzar hacia las metas que se ha establecido”, concluyó.

Texto de Jesús Alberto Rubio

Nota tomada de https://www.unison.mx/nota/?idnoti=30616